Domingo 4 de noviembre 2001- Diario El Mercurio

FOTOGRAFÍAS, PINTURAS Y ESCULTURAS:
Muestra artística chilena abrió ayer en Silkeborg, ciudad de Dinamarca

Carolina Lara

CAROLINA LARA

En medio de un paisaje frío, pero exuberante, de lagunas, espesos árboles y un otoño de gran colorido, se encuentra el Centro de Arte Silkeborg Bad, a pocos minutos de la ciudad danesa de Silkeborg. Nunca antes han llegado acá obras de artistas latinoamericanos y menos aún, de chilenos. Poco se sabe de nuestro país en esta apacible localidad, que está tan al norte de Europa como al sur del otro hemisferio está Punta Arenas. Es en este lugar donde se inauguró ayer la muestra "Arte Contemporáneo Chileno: desde la tierra de Neruda", con las fotografías, pinturas y esculturas de 20 artistas, casi todos integrantes de la Corporación Cultural Artistas Pro-Ecología. La muestra es la de mayor envergadura que Chile ha enviado durante este año al extranjero. Aquí se quedará hasta el 31 de diciembre, para luego ser exhibida, entre el 18 de enero y marzo de 2002, en el Museo de Kastrupsgardsamlingen de Copenhague.

"Ha sido muy emocionante ver nuestras obras ya instaladas en este espacio. Y hasta extraño, ya que estamos tan lejos de donde concebimos esta muestra en la que llevamos más de dos años trabajando", comenta la escultora Cristina Pizarro, presidenta de la entidad, que durante este mes gestionará su itinerancia por otros países europeos.

Arte e historia

A las 16:00 horas en Dinamarca y 12:00 horas en Chile se inauguró la exposición que ocupa una de las hermosas casonas de este complejo construido en 1896 como un centro de hidroterapia estival. Restaurado y reestructurado durante los años 90, fue abierto en 1996 con la idea de integrar el arte contemporáneo a la historia local y a la naturaleza, con construcciones señoriales que sirven de salas de exhibición, levantadas a orillas del lago Ornso y en medio de bosques impresionantes. Al evento asistió un pequeño grupo de chilenos integrado por algunos expositores, como los escultores Felipe Castillo y María Angélica Peric, y por las pintoras Ana María Bralic y Mónica Zentilli, así como por el embajador de Chile en Dinamarca, Jaime Lagos, el otro gran impulsor de esta iniciativa que busca reactivar nuestra imagen en el país escandinavo: "Desde hace años la presencia cultural chilena ha sido aquí escasa y poco relevante, conociéndose más que nada la figura de Neruda - explica el diplomático- . Por esto quisimos tomar su imagen y el paisaje que enalteció, pues la mayoría de los artistas reunidos habita ese lugar mágico y porque se cumplen 30 años desde que el poeta recibiera el Premio Nobel de Literatura".

Variados artistas

Los otros artistas que integran la exposición son los escultores Francisca Cerda, Patricia del Canto, Marcela Romagnoli, Roberto Polhammer, Harold Krusell y Sergio Amunátegui; los pintores Andrés Gana, José Balmes, Gracia Barrios, Alex Chellew y Francisco de la Puente. Y junto a los fotógrafos Luis Weinstein, Claudio Torrres y Marcela Castillo, estará también Luis Poirot con la serie sobre Neruda "Retratar la Ausencia".

Para Iben From, directora de Silkeborg Bad, "ésta es una buena exhibición de un grupo que expresa una madurez en su trabajo y una actitud común en apoyo a la ecología. Aquí es algo nuevo que los artistas se agrupen por una idea y no tanto por un afán de exhibir".

El Centro de Arte ha llegado a convertirse en gran atracción turística y cultural en esta zona de Dinamarca, con un criterio que busca relacionar el arte local con obras de artistas extranjeros en exposiciones simultáneas. "Así nos contextualizamos y conocemos lo que se hace en países tan alejados como Chile, cuya presencia ha resultado muy novedosa y hasta exótica, por las distancias enormes que nos separan. Respecto a lo que se hace aquí, creo que hay más similitudes que diferencias y éstas son difíciles de precisar. Tal vez lo más distinto sea la utilización de la madera en algunas esculturas. Y es que los lenguajes ocupados son internacionales. Sin embargo, estas obras son más representativas de un arte clásico, distanciado de lo que suelen hacer los artistas daneses, como instalaciones, obras efímeras, land art (arte en la naturaleza), preocupados de temas relacionados a la problemática del cuerpo humano, al reemplazo de órganos y a la clonación", concluye la experta.

1